Cutículas y trabajos: para presumir NO hay que sufrir

El otro día comprando fui consciente de que aunque nos guste cuidarnos, nuestros trabajos pueden mermar la efectividad de todo lo que hacemos para ir arregladas.
Sé que hay gente que tal vez menosprecia el hecho de trabajar con papeles constantemente, porque “tenemos manos de secretaria” o las que constantemente deben lavarselas, o las que tratan de que sus productos no toquen sus uñas. Yo misma debería tener unas uñas supercuidadas, y de verdad me las cuido, pero cuando hago manicuras… la mayoría de las veces mi esmaltado queda “tocado” además con los papeles que manejo al cabo del día, voy siempre con las manos llenas de cortecitos.
En fin, que todas sabemos que cuidarse es complicado pero vamos a ver una forma de cuidarse las uñas y las cutículas. Para ello vamos a reflexionar sobre “¿qué es la uña?” “¿qué es la cutícula?
Si buscamos en wikipedia se nos dice que: 
Las uñas están formadas principalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, una proteína fibrosa, que el cuerpo produce de manera natural, la mayor aportación de las células muertas proviene de los huesos.”
Las uñas se pueden secar, tanto como la piel
Y sobre cutículas, en otras webs nos hablan de:
Película de piel delgada y delicada, en especial la que se une a la base de las uñas

CUIDA TUS UÑAS. CUÍDATE TÚ.
De todo esto podemos deducir, que un aspecto importante es una alimentación equilibrada y también incluímos en esto la necesidad de hidratarse bebiendo entre 1’5 y 2 litros de agua al día (no soy médico, pero podéis consultar con el vuestro la conveniencia a nivel salud de este aspecto dejando de lado el hecho de que para las uñas sea conveniente). Y no sirven los refrescos y zumos: realmente necesitamos esa cantidad de agua.
Lo que al parecer también ayuda a la calidad de la queratina es la ingesta de gelatina, pero esta cuestión no la conozco en profundidad, sólo lo he leído en varios artículos, por lo que no puedo afirmaros su efectividad.
Con la hidratación interna ayudamos considerablemente a que la uña tenga una flexibilidad adecuada y que el hecho de tocar cajas o papeles no reseque tanto la zona. Porque aunque parezca una tontería, el manipular estos objetos “absorventes” reseca la zona dejando ese aspecto descuidado a pesar de que nosotras nos cuidemos.
Además deberemos hidratar también con cremas y aceites.
En su día ya hablé de los cuidados que yo hacía en mis uñas y por eso no me voy a repetir y os dejo el enlace, pero este post es para que esas uñas y cutículas se hidraten y se nutran… por eso, una vez a la semana (si me apuras una vez cada dos semanas) podemos optar por sumergir nuestras uñas durante cinco minutos en aceite de oliva. Para que no gastemos media botella de aceite en el intento, podemos poner primero una mano y depués la otra, y el recipiente no hace falta que sea demasiado grande, así no nos dará la sensación de que malgastamos nada.
Cuando sacas las manos del bol, es conveniente hacer un masaje en la uña y la cutícula con el mismo aceite. Si no queremos utilizar aceite de oliva, el aceite de almendras sería otra opción. 
En caso de que después del uso del aceite querais esmaltar, os recomiendo que laveis las manos con champú para el cabello. Recordad que las uñas estan formadas a base de queratina, por lo que este tipo de champús no las estropearán y sí las desengrasarán más que un jabón normal.
Si pintais las uñas todavía con aceite, el esmalte saltaría en un instante.
CUIDA TUS CUTÍCULAS. CUÍDATE TÚ.
Otro consejo importante es: no cortes tus cutículas y no muerdas los padrastros… Las cutículas se empujan hacia dentro, y cuanto menos las cortes, menos crecerán, por lo que mi consejo es que si aún estás a tiempo: no las cortes nunca. Hidrátalas, remójalas, y retíralas con un empuja cutículas o con un palito de naranjo. Los padrastros córtalos con cuidado, sin tirar (¡qué os voy a contar que no sepais!)
¿Y qué podemos usar nosotros en casa para remojar esas cutículas? Por ejemplo podríamos usar agua tibia con un chorrito de limón.

Nunca limes las uñas aún húmedas: si lo haces, separarás las capas de la uña y se te estropearán. Lima las uñas antes de poner las manos en remojo.

Ya no es sólo por estética: ¡las grietas duelen! ¡Molestan! Cualquier líquido que nos toca nos escuece, cualquier tela fina se nos engancha…
Debemos mimarnos, todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo, a pesar de que yo sólo hable de manos.
Mimarnos a nosotras mismas, porque para presumir NO hay que sufrir, ya se sufre con la vida, regalémonos la oportunidad de disfrutar de un rato con nosotras mismas para sentirnos bien.
No hacen falta productos caros para cuidarnos, es cierto que se requiere un gasto, (siempre la utilización de cualquier producto que no sea aire…)
Para hidratar “de urgencia” unas manos, utiliza vaselina común, de la que venden en el supermercado, aplícala en las manos (y en los pies si fuera el caso) y después cubre con unos guantes (unos calcetines) a ser posible de algodón.
Todo esto lo puedes hacer mientras ves una película, puedes aprovechar el tener las manos enfundadas en los guantes para leer ese libro que siempre tienes pendiente, o hacer como yo: ponértelos para ir a dormir.
Mira por la red los consejos que te damos, y adapta el que mejor vaya con tu estilo de vida. En definitiva,  TÚ te conoces mejor que nadie.
¡MÍMATE!

 El orden correcto será: Limar, remojar, nutrir con aceite, poner vaselina y enfundarse en los guantes 😉
Anuncios

2 comentarios en “Cutículas y trabajos: para presumir NO hay que sufrir

  1. Sí, la cutícula es una protección natural del cuerpo para evitar una posible “entrada” de microorganismos, por eso es importante dejarlas donde están.
    No te desesperes, sólo es cuestión de cuidarse.
    Que tengas un buen día!

  2. La verdad es que fui a una pequeña clase que nos hablaron justo de esto, que las cuticulas son super importantes y desde entonces las mimo mucho mas que me desespero con mis uñas a veces y muchisimo mejor las tengo en general!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s